jueves, 22 de septiembre de 2016

MIS TOTOGRAFÍAS DE OTOÑO 2016

Ya  estamos en el Otoño. Doblan de nuevo las campanas.
Empieza el mes de Ánimas. Llega un año más el día de los Difuntos...
Y hojas que vuelan, y pájaros que emigran y tormentas, chaparrones... recuerdos, nostalgia,  música, sí, regazo  de agua clara, latidos cálidos que se escapan de la lira que es mi alma.


¡Qué belleza la del  otoño!
Lección de  convivencia en paz, 
cuando nos aceptamos y respetamos.

Día 23 de noviembre. Puesta de sol otoñal:  fría y oscura.



Superluna, fotografiada por mi hijo Ramón Azañón Agüera en el 
castillo de Almodóvar del Río.



¡Qué precioso amanecer de otoño!
Es la bvida que  vuelve,y yo, como si secretara de un recién nacido, la espero,la recibo y la uno entre mis brazos y sentimientos.
bella, divina aurora.



 El amanecer es como resucitar a un nuevo día acompañado 
de magia e ilusión. 

Sea cual sea nuestro  momento primero de la mañana, 
miremos al cielo. Nos invita a vivir en paz.

La muerte, más que le pese, no puede llevarse el hechizo desamor


Fotografías fantáticas de mi hijo Ramón Azañón. 
Nuestro cementerio de la Salud, museo de arte.


Negro, muy negro amanecer el de este día, domingo 23 de octubre de 2016
No obstante, desde el  mirador de mi terraza, me impresionaba la belleza del cielo que lucía su mejor otoño, pero unos momentos después...
... el sol apareció furioso, tratando de evitar la lluvia que se aproximaba  y...


... aprovechando  esa competencia entre  nubes y sol, el maravilloso arco iris más lindo que he visto mi vida  apareció, tan mágico y espléndido,  dejándome eclipsada y ausente. 


  Y al llegar a mi pueblo, Villa del Río, la luna llena me esperaba 
en lo más alto de la torre 
de la iglesia para darme la bienvenida.
¡Qué momentos más felices!


¡Qué preciosidad! 
Sus pelillos blancos  listos para ser liberados por un soplo de aire que los lleve de un lado para otro en alegre jugueteo.

 
Con la llegada del otoño parece como si todo  recuperara el sentido perdido en los calurosos estíos.
Y estas  antiguas y viejas cántaras me transportan a un tiempo que ya no es, pero que fue y en mi dejó el olor, el sabor de una infancia feliz.
(Con ingenuo toque de color) 


Me conmueve profundamente el otoño de los mayores que esperan, buscan y no encuentran, resquicios del ayer; solo, eso sí, caminos de soledad y olvidos.


Maravilloso crepúsculo con estos colores que me transportan lejos, muy lejos.


Mi casita de la sierra, con la llegada del otoño, se convierte en mi  palacio de felicidad


                                           
¡Cómo me gusta los paisajes del otoño! Invitan a la reflexión serena y cálida


                    El olor a leños quemados,  las llamitas,  las brasas, el humo..., un buen libro. 
¿Habrá algo mejor para un día de otoño?

viernes, 24 de junio de 2016

MIS FOTOS DE VERANO 2016


Nueva estación, nueva vida, nueva oportunidad 
para volver a empezar.
Que al poner fin a estos meses de calor, playa, 
montaña, pueblo o ciudad, nos midamos y comprobemos 
que hemos crecido en sabiduría, conocimiento  de los demás 
y sus problemas, hayamos crecido en justicia, solidaridad
y, sobre todo, amor.

----------------------------




Adiós, luna, hasta septiembre del próximo año. Tú volverás, y yo volveré a llamarte Luna amiga
alla dónde esté.


Preciosa nube-árbol, preludio de otoño, frente a mi terraza.
la recibo con alegría; es mi tiempo favorito.


Maravilloso cañonazo de luz este amanecer, luz que ilumine 
tantas y tantas oscuridades.


También a lo niños les gustan los escenarios en calma de agua y cielo.
No seamos los mayores nubarrones 
que  difuminen horizontes.


Un año más, la preciosa luna de agoto, 
posa para mí   frente a mis arbolitos en la terraza.
¡Qué maravilla!



Precioso amanecer en Caleta de Vélez. Frente, Torre del Mar


                                                 
¿Qué pensará, qué buscará,  de dónde vendrá, a dónde irá...?
Quiero acompañarlo porque seguro que, ante todo, 
busca una mochila, aunque sea pequeñita de felicidad, 
al igual que yo, al igual que todos.


Compartir es una manera de aliviar el posible dolor de un ser humano


Amanecer en mi Avenida

Calma en el atardecer


Descubrir con precaución, gran impulso de los niños,
es algo que deberíamos imitar los mayores,



Mi rincón favorito donde oigo los sonidos del
silencio y donde los ecos, en las
polillas de mi cabeza, me hablan de momentos de felicida

)
Sin palabras


A veces, quisiera vivir, aunque solo fuera por un día
la magia del fondo del mar.


Una barca, navegar... ¿A dónde iría yo? -me preguntó-.
Y algo dentro de mí contesta: en busca de un mundo de libertad, verdades,
un mundo de seres humanos donde todos viviéramos como hermanos, 
un mundo mejor para todos..-




Hoy cedo el puesto a mi hijo, él, sí, maravilloso  estudioso de la fotografía




Noble y anciano pescador que sin alejarse de las redes, 
me permite que le haga esta foto.
Gracias, buen hombre. Nunca lo olvidaré.


Jamás nos perderemos en el inmenso mar de vida, 
porque siempre la pequeña luz de un faro nos señalará el camino.


Maravillosa salida del sol en la costa. 
Vale la pena madrugar, vale la pena contemplar 
como el fuego del cielo, se baña en el mar e inunda
la tierra de paz y esperanza.