jueves, 22 de septiembre de 2016

MIS TOTOGRAFÍAS DE OTOÑO 2016

Ya  estamos en el Otoño. Doblan de nuevo las campanas.
Empieza el mes de Ánimas. Llega un año más el día de los Difuntos...
Y hojas que vuelan, y pájaros que emigran y tormentas, chaparrones... recuerdos, nostalgia,  música, sí, regazo  de agua clara, latidos cálidos que se escapan de la lira que es mi alma.

Maravilloso crepúsculo con estos colores que me transportan lejos, muy lejos.


Mi casita de la sierra, con la llegada del otoño, se convierte en mi  palacio de felicidad


                                           
¡Cómo me gusta los paisajes del otoño! Invitan a la reflexión serena y cálida


                    El olor a leños quemados,  las llamitas,  las brasas, el humo..., un buen libro. 
¿Habrá algo mejor para un día de otoño?

viernes, 24 de junio de 2016

MIS FOTOS DE VERANO 2016


Nueva estación, nueva vida, nueva oportunidad 
para volver a empezar.
Que al poner fin a estos meses de calor, playa, 
montaña, pueblo o ciudad, nos midamos y comprobemos 
que hemos crecido en sabiduría, conocimiento  de los demás 
y sus problemas, hayamos crecido en justicia, solidaridad
y, sobre todo, amor.

----------------------------




Adiós, luna, hasta septiembre del próximo año. Tú volverás, y yo volveré a llamarte Luna amiga
alla dónde esté.


Preciosa nube-árbol, preludio de otoño, frente a mi terraza.
la recibo con alegría; es mi tiempo favorito.


Maravilloso cañonazo de luz este amanecer, luz que ilumine 
tantas y tantas oscuridades.


También a lo niños les gustan los escenarios en calma de agua y cielo.
No seamos los mayores nubarrones 
que  difuminen horizontes.


Un año más, la preciosa luna de agoto, 
posa para mí   frente a mis arbolitos en la terraza.
¡Qué maravilla!



Precioso amanecer en Caleta de Vélez. Frente, Torre del Mar


                                                 
¿Qué pensará, qué buscará,  de dónde vendrá, a dónde irá...?
Quiero acompañarlo porque seguro que, ante todo, 
busca una mochila, aunque sea pequeñita de felicidad, 
al igual que yo, al igual que todos.


Compartir es una manera de aliviar el posible dolor de un ser humano


Amanecer en mi Avenida

Calma en el atardecer


Descubrir con precaución, gran impulso de los niños,
es algo que deberíamos imitar los mayores,



Mi rincón favorito donde oigo los sonidos del
silencio y donde los ecos, en las
polillas de mi cabeza, me hablan de momentos de felicida

)
Sin palabras


A veces, quisiera vivir, aunque solo fuera por un día
la magia del fondo del mar.


Una barca, navegar... ¿A dónde iría yo? -me preguntó-.
Y algo dentro de mí contesta: en busca de un mundo de libertad, verdades,
un mundo de seres humanos donde todos viviéramos como hermanos, 
un mundo mejor para todos..-




Hoy cedo el puesto a mi hijo, él, sí, maravilloso  estudioso de la fotografía




Noble y anciano pescador que sin alejarse de las redes, 
me permite que le haga esta foto.
Gracias, buen hombre. Nunca lo olvidaré.


Jamás nos perderemos en el inmenso mar de vida, 
porque siempre la pequeña luz de un faro nos señalará el camino.


Maravillosa salida del sol en la costa. 
Vale la pena madrugar, vale la pena contemplar 
como el fuego del cielo, se baña en el mar e inunda
la tierra de paz y esperanza.

lunes, 28 de diciembre de 2015

MIS FOTOS DE PRIMAVERA


MIS FOTOS DE  PRIMAVERA


¡Qué paréntesis de felicidad en el agridulce de la vida! 
Quiero vivir la felicidad de este nuevo alumbramiento virgen de todo, historia de un día sin pasado ni futuro, blanca luz  que irradia latidos, tálamo divino donde quiero reposar mis sueños, y mi corazón, con vida nueva  en el regazo del amanecer, 
de la luna, en brazos de un Dios que se apellida Amor. 


La primavera en Andalucía toca a su fin. Esta fotografía,
  precoz verano que ya es realidad en nuestras playas


Cualquier estación es buena para acercarse 
con amor al que llora.


Mi preciosa Avenida, luz, paz,  cielo...



¡Pobre gato! Feliz a mi lado a cambio de nada.


¡Qué belleza de nube  frente a mi terraza! de nuve, frente a mi terraza!
En algo quisiera parecerme a ella.
Gracias preciosa, por posar para mí. 




Mi terraza tras el invierno, se ha crecido. ¿Y yo?
Tendré que "medirme"


¡Qué maravilla mi sierra cordobesa!
Jardín de flores de tantos y precisos colores
que resultan mágica alfombra de caminos en soledad.


Mi arbolito, que nació en un capricho de pájaros, 
vuelve a estar preciso y máxime con estos atardeceres
que me extasían.


Adiós -le digo al crepúsculo- y una oración al cielo: un día más, uno siquiera para volver a ver amaneceres y ocasos.
¡Qué belleza! 

No, no son aburridas las nubes, son, 
y a mi me maravillan, dibujos del cielo.


Esta tarde última de invierno. A mi cielo le  crecían alas.
 Era el invierno que se despedía, que se iba,
y yo con los brazos abiertos, a un tiempo, lo
 abrazaba y abrazaba a la recién estrenada primavera.



Desde mi terraza, una vez y otra, miro al cielo y a ese montoncito de casas
 que, a pesar de ser mi paisaje de días y años, las puestas de sol, las nubes, la luz...
lo crean cada día  como si acabara de nacer. 
Y yo lo contemplo y en esta foto de primavera,  se me antoja que un gran pájaro
lo sobrevuela. 


Maravilloso atardecer el de ayer en Córdoba. 
¡Ojalá el nuestro sea como esta eclosión de luz y color!


Tarde la de ayer, amigos  de  filigrana  de nubes que cruzaban 
nuestros cielos como en una artística  recreación.
A mí se me antojaban que cantaba con ellas a duo el Himno de la Alegría.





¡Qué belleza de luna, de lugar, de hora!
No me la puedo quedar para mí sola; sería egoísmo.
Luna, lenta,no te vayas; duerme por esta noche junto a mi ventana


Este puñado de casas frente a mi terraza, es, cada día, objeto de mis primeras miradas, porque me recuerda aquella frase que dice: para hacer grandes a los pueblos, no elevéis sus tejados sino las almas de sus habitantes.


En esta bocanada apocalíptica me siento feliz en una de esas casitas que se confunden con el negro yermo


¡Qué cariño le tengo a la vieja estación de mi pueblo! Vías, trenes, gente, cantina y aquella perezosa campana que anunciaba la llegada y salida de trenes. 
Hoy, puertas cerradas, vías muertas, clausurada la vida... 
Pero me sigue gustando, la sigo queriendo; 
es mi estación de tantas salidas  y llegadas... 
Hoy, vuelvo a subir a mi cantor y humeante 
"carretilla", a la  excepcional rutina del día a día.

                
Nueva foto desde mi terraza, mirador de paisajes celestiales 
que graciosamente matizan mis bien cuidadas plantas.
Horas indescriptibles de belleza que me colman de felicidad.


 Foto de no sé dónde pero tomada desde la magia de mi cámara.
¡Maravilloso panorama y maravillosa mi cámara que me regala fotos, 
aún de los más remotos lugares!


Baja, gatito y no me temas; jamás te haría daño.  
Tú también eres parte d mi universo.


¡Qué precioso lago! A veces me eclipso esperando que salga un monstruo, 
pero lo que de vez en cuando aparece es una mamá pata con sus patitos.
¡Qué maravillosa visión!

                                    

¡Qué maravilla de  cielo rojizo que va   techando+  la ciudad!
Quisiera auparme en una nube y viajar dando color a un mundo 
que  parece perdido en la oscuridad.



¡Cuántas reflexiones  ante este foco de luz iluminando al  negro ciprés!